Internists

H. R. Schröter,

Dr. N. Kühne

Metzlerstr. 37

60594 Frankfurt

Consulting times

Mon – Fri 9 - 12 a.m.

Mon, Tue, Thu 3 - 5 p.m.

For appointments

call 069 - 61 90 10

info@praxisschroeter.com

In cooperation with

PKD am Städel

Praxisklinik für Diagnostik

Städelstr. 10

60596 Frankfurt am Main

www.pkd-am-staedel.de

El check up preventivo

¿Por qué hacer un check up médico?

Si vamos a ver a nuestro médico para que nos examine, sólo obtendremos como resultado el estado actual de nuestra salud. Visto como un check up preventivo, el examen revelará, en el mejor de los casos, que “todo está bien” y que no hay que actuar. Si se relevan, no obstante, factores de riesgo o se diagnostica una enfermedad que necesite tratamiento, se puede actuar de manera apropiada y temprana. 

Hay varias razones por las cuales optar por un check up como, por ejemplo, molestias no especificadas, como una “pérdida de energía”, razones formales como haber pasado otra década de edad, estar preocupado por la salud de la pareja, o por decisiones esenciales como tener que hacer una inversión importante.

 

¿Qué significa esto para el médico
que realiza el check up?

La tarea principal del médico era utilizar sus conocimientos del “arte de curar”, establecer un diagnóstico y tratar la enfermedad diagnosticada según las directrices médicas generalmente aprobadas. Con un check up preventivo, no obstante, se debe más bien mantener la salud. Las medidas diagnósticas se aplican para obtener un resultado y poder tratar una enfermedad a tiempo (“prevención primaria”).

Teniendo eso en cuenta, el médico debe armonizar su esfuerzo diagnóstico con toda su minuciosidad con las necesidades particulares de cada paciente.

 

Un check up como examen preventivo puede comprender lo siguiente:

 

Un detallado examen físico y una anamnesis

Se registran los datos esenciales para poder evaluar el estado de salud (p.ej. enfermedades previas, posibles riesgos por antecedentes familiares, etc)

 

Examen del sistema cardiocirculatorio en estado de reposo y durante actividad física (ergometría, espiroergometría)

Se registran y miden la presión arterial, la frecuencia cardíaca, posibles arritmias y trastornos circulatorios del corazón, la absorción de oxígeno y, de esa manera, las condiciones y capacidades físicas del paciente.

Esos datos diagnósticos se podrían también utilizar para establecer un eficiente plan de entrenamiento.

 

Examen del sistema bronquial y de los pulmones (espirometría, plethismografía)

Las capacidades físicas se determinan esencialmente por los parámetros de los pulmones y del sistema bronquial que se miden con ese simple examen. Se obtienen valores como el volumen pulmonar y la resistencia de las vías respiratorias. Además el examen facilitará muchas informaciones adicionales y podrá indicar fases precoces de enfermedades bronquiopulmonares como el asma, la EPOC (“pulmón fumador”), etc.

Sonografía del corazón (ecocardiografía, ecografía doppler color)

Con ese examen se mide y evalua el funcionamiento de las cavidades y válvulas cardíacas, del tejido muscular del corazón y del pericardio. Muchas enfermedades cardiocirculatorias y pulmonares causan alteraciones en el corazón (inicialmente asintomáticas) que se pueden revelar mediante el examen.

 

Sonografía de los vasos grandes – de la carótida (arteria cervical), los vasos celíacos y de las piernas (venas, arterias, vasos intraabdominales)

El estado de los vasos refleja nuestra verdadera edad biológica. La sonografía (ecografía doppler color, power doppler, ecografía con contraste, todas de primera calidad) revela endurecimientos mínimos de las arterias. Con esos datos se podrán registrar las consecuencias de posibles factores de riesgo y evaluarlas a tiempo. Se facilitarán entonces recomendaciones profilácticas muy antes de que una enfermedad articular dé síntomas o cause daños a los órganos.

Sonografía de los órganos – glándula tiroides, órganos abdominales (hígado, vesícula y conducto biliar, páncreas, bazo, riñónes, cápsula suprarrenal, intestino, próstata), ganglios linfáticos

El procedimiento de la imagen médica de la sonografía no tiene ningún efecto secundario. Hoy en día es una parte indispensable de cada examen detallado y del diagnóstico. Las tecnologías más modernas (3D, ecografía con contraste, con alta resolución temporal y espacial en la ecografía de primera calidad) junto con la pericia de nuestros médicos de PKD (certificados hasta el nivel 2 de DEGUM - la Sociedad Alemana del Uso de Ultrasonidos en Medicina) resultan en diagnósticos de alta seguridad, por ejemplo en cuanto a alteraciones focales (tal como por tumores) o difusas (tal como por inflamación) de los órganos.

 

Pruebas de laboratorio – sangre/suero, orina, heces

Las pruebas de laboratorio son una parte imprescindible de un examen preventivo. Por la multitud de posibles análisis hay que hacer un diagnóstico escalonado: el primer paso es hacer un “análisis básico” (p.ej. con hemograma, índice hepático, función tiroidea, etc.). Si los parámetros observados revelan una anomalía, se profundizará el análisis en un segundo paso (“análisis especial”). Normalmente no se necesita extraer sangre una segunda vez.

 

WDespués del examen se evaluan de manera crítica los resultados y se discuten con usted, el paciente, entregándole el diagnóstico final. Además se archivan los datos de manera digital, especialmente los de imagen médica, para tenerlos a disposición en cualquier momento. En la conferencia interdisciplinaria de PKD se discutirán, por ejemplo, diagnósticos nuevos, recomendaciones terapéuticas, la necesidad de observación del curso de una enfermedad, etc. Si parece necesario o si usted lo desea, se informará a su médico de cabecera.

 

¿Cómo ampliar su check up?

Endoscopia

Una posibilidad notable de completar su check up son los exámenes endoscópicos. Los expertos médicos hoy recomiendan hacer una colonoscopia a partir de los 50. En ciertos casos – por ejemplo si existe una predisposición familiar de tumores gastrointestinales, en el caso de dolores abdominales no aclarados, o de sangre en los heces – se recomienda hacerla incluso antes de llegar a esa edad. Se realizan colonoscopias preventivas y gastroscopias en PKD am Städel.


Para obtener más información sobre el examen y sobre la pericia excelente de nuestros médicos haga click.

 

Densitometría ósea (DXA)

Con los años nuestros huesos pierden su densidad. Se incrementa así el riesgo de fracturas incluso por causas menores. Es un proceso “natural”. Se puede, sin embargo, ralentizarlo por un estilo de vida sano con frecuentes actividades físicas y una dieta rica en calcio. No obstante, muchos factores de riesgo también pueden acelerarlo considerablemente. Se desarrolla pues una osteoporosis, es decir una descalcificación de los huesos. Eso pasa normalmente sin que se dé cuenta el paciente.

La densitometría ósea (DXA) es un examen sencillo para el paciente, pero desde el punto de vista tecnológico es muy amplio. Se utiliza para medir exactamente el estado de los huesos y para poder formular recomendaciones terapéuticas según las directrices. Es el único examen reconocido a nivel internacional en ese contexto.

Para más información véase el boletín del paciente sobre la densidad ósea (alemán).

 

Medicina del sueño

Para nuestro organismo el sueño es una parte vital del día y es además un proceso muy activo para el cerebro.

Para reposar bien mientras dormimos hay que pasar varias veces por varios estadios del sueño. Si esas fases se interrumpen, y así se fragmenta el sueño, se mostrarán primero síntomas inespecíficos – como, por ejemplo, experimentar cansancio durante el día, microsueño, una reducción de las capacidades físicas y de concentración. En una fase avanzada se añadirán trastornos metabólicos, sobrepeso, hipertensión y trastornos psíquicos. El paciente no se despierta, en sentido propio, mientras pasa todo eso. En el cerebro, no obstante, se provocan los llamados “arousals” (reacciones por las cuales uno se despierta). Se puede medir esa actividad cerebral por un electroencefalograma (EEG).

Roncar fuertemente, dejar de respirar por algunos momentos mientras dormimos y sufrir contracciones paroxísticos de las piernas (“restless legs”) son causas típicas del sueño fragmentado.

Las posibilidades modernas de los exámenes médicos del sueño facilitan pruebas claras de esos trastornos. Si el monitoreo ambulatorio del sueño en casa del paciente (por una PG, poligrafía cardiorespiratoria ambulatoria) revela los indicadores típicos del sueño fragmentado, se completará el análisis con un monitoreo amplio (una PSG, polisomnografía) en el ambiente cómodo del laboratorio de monitoreo del sueño de PKD am Städel.

No se requiere ninguna preparación por parte del paciente.

 

Para obtener más información sobre el tema y las posibilidades terapéuticas haga click.

Further information: SPIEGEL ONLINE, 10.09.2013

Impressum